Día 23, domingo 31 de mayo

Buenos días, la noche ha sido buena, no insomnio.
Pero la MariPuri sigue a tope.
No importa, tengo que seguir adelante. Publicar en Instagram, coser, hacer fotos, intentar hacer comunidad.
Lo que me preocupa es que tengo un bolso que tengo que vender HOY que es color coral y negro y pega CERO con la paleta de colores del Moodboard, jajaja.
Bueno, primero tengo que conseguir no romper la tela principal.
No es el momento de pre-ocuparse. Es el momento de avanzar y trabajar.
Hay miedo a hacerlo mal, meter la pata, que se perciba mi falta de contenido.
Todo esto da igual porque no es real y sí, hay miedo pero lo haré con miedo. Lo voy a hacer.
Y si yo no creo en mí misma me tendré que rodear de influencers, música, fotos y todo aquello que haga que yo me sienta mejor y tenga más confianza en mí misma.
No hay otra opción. Mi negocio tiene que salir adelante.
Mierda, las agujas que he comprado siguen rompiendo la tela.
Da igual, voy a seguir, no me puedo parar. Lo tomaré como lecciones aprendidas.
Me he dado cuenta que he cosido mal el forro y tengo que volver a hacer los dos lados. No importa, voy a seguir.
No estoy muy animada, voy a seguir.
Lo veo un poco negro, no importa, voy a seguir.
Esta semana no he cumplido mi objetivo de vender un bolso. No importa, voy a seguir.
Todavía no he subido nada a Instagram, no importa, voy a seguir.
Voy a hacer TODO lo que tenga que hacer para que esto salga adelante.
Noe Gil dice que hay que tener al menos algo de estos tres ingredientes: tiempo, dinero y conocimientos.
Yo no tengo ninguno de ellos PERO sí que tengo una necesidad imperiosa de que esto salga adelante así que voy a seguir, aunque lo vea muy negro, aunque no todo salga como yo espero, voy a seguir.
Porque sé que si sigo, todo va a salir BIEN.
Tener fe y perseverar esos son los ingredientes que necesito hoy.

Deja una respuesta